Cómo enseñar a un perro a sentarse – Sentado

Comando de sentado: SETZ, SIENTA, SENT ó SITZ

Teoría

Con este ejercicio lo que tratamos de conseguir es que el perro se siente una vez que escuche el comando utilizado para este ejercicio.

Se puede escoger el comando que cada uno quiera pero es aconsejable que sea una palabra corta para que al perro le sea mas fácil entenderla. Podrían servirnos SETZ, SIENTA, SENT ó SITZ.

Se puede efectuar el ejercicio de dos maneras distintas, utilizando uno u otro según sea el perro.

La primera sería por el Método Natural que es que cuando el perro de forma espontánea y por propia iniciativa se sienta sin habérselo ordenado y la segunda por el Método Forzado que sería aquél en que su dueño obliga a efectuar esa acción al perro en contra de su voluntad. Nosotros nos quedaremos con el segundo método.

Este ejercicio debe realizarse varias veces en un espacio de tiempo no superior a 20 minutos, espaciando el ejercicio con el paseo etc, ya que lo que queremos es que el perro esté receptivo cada vez que hagamos el ejercicio y lo realice con ganas y sobre todo debe quedarse con ganas de seguir jugando, no cansarlo y que al final este harto de repetir lo mismo. Y esto se hará durante 5 días seguidos, si puede ser, a la misma hora y en el mismo lugar

Práctica

Es un ejercicio que el perro aprenderá muy fácilmente, estoy seguro que con unas cuantas repeticiones bastará. Podemos hacerlo de dos formas distintas:

  1. Pondremos al perro a nuestra izquierda, diremos el comando a la vez que con la mano derecha levantamos la barbilla del perro y con la izquierda empujamos suavemente hacia abajo la grupa del perro, inmediatamente que el perro quede en la posición de sentado se le premiará.
  2. Para realizar este ejercicio ya es necesario tener al perro controlado con la correa. Pondremos al perro igualmente a nuestra izquierda y teniendo sujeta la correa con la mano derecha le presionaremos suavemente la grupa al perro con nuestro pie derecho, puede parecer un poco complicado pero con un poco de práctica verán que no lo es tanto. Una vez que el perro se sienta se le premiará.

Es fundamenta que cuando reciba su premio el ejercicio esté efectuado con precisión. Si el perro se acostumbra a recibir los premios haciendo las cosas a medias o mal hechas será muy difícil en futuro conseguir ejercicios que estén realizados correctamente.